Exterior del icónico hotel en Miami Beach

Historia

Explorar más
Corbatín Bleau

Al concebir lo que sería la creación de uno de los hoteles más opulentos y magníficos del mundo, el hotelero Ben Novack adquirió la mansión Firestone, hogar del magnate de los neumáticos para automóviles, Harvey Firestone, en 1952 por $2.3 millones. Le pidió a Morris Lapidus, quien era conocido por su sensibilidad modernista y su don para los espacios teatrales, que fuera el arquitecto del proyecto hotelero. Cuando abrió sus puertas en 1954, Fontainebleau Miami Beach era el hotel más grande y lujoso de South Forida. Ubicado frente al mar en el corazón de Millionaire's Row, Fontaibleau Miami Beach es uno de los hoteles más significativos de Miami Beach por su historia y su arquitectura. Entre sus características exclusivas se incluyen un lobby de 17,000 pies cuadrados con la ahora legendaria "Escalera hacia la nada", seis acres de jardines formales con un diseño que reproduce a la perfección los jardines de Versailles y miles de dólares en muebles antiguos para transmitir fielmente la temática de época francesa del hotel.

Durante 1950 y 1960, el hotel reinó como el resort líder de Miami y la fachada ligeramente curva de Lapidus se convirtió en el símbolo de la esencia misma del glamour de Miami Beach. Durante casi 25 años, el hotel de Miami Beach era tan conocido que no hacía falta hacer ninguna señal para identificarlo. Celebridades y artistas, que van desde Elvis Presley y Bob Hope hasta Lucille Ball y Judy Garland, hicieron que el hotel se volviera tan popular que una vez Novack se vio forzado a solicitar guardias armados para impedir el ingreso de personas que no eran huéspedes del hotel.

A lo largo de los años, el hotel de Miami Beach con vista al mar ha sido protagonista de numerosas producciones importantes de Hollywood como Goldfinger, The Bellboy, Scarface, The Specialist y The Bodyguard.

En 2005, Fontainebleau Miami Beach cerró sus puertas para iniciar una renovación y ampliación de 2 años y medio por $1.0 mil millones, que finalizó en el otoño de 2008. Volvió a abrir sus puertas con excelentes críticas y una gran fiesta de inauguración a la que asistieron las celebridades más importantes y donde se pudo disfrutar de un desfile de moda de Victoria Secret y de las presentaciones de Usher, Mariah Carey y Robin Thicke.

El 2012, el Instituto Americano de Arquitectos (AIA) le otorgó a Fontainebleau el premio de los mejores edificios de Florida, luego de recibir más de 2.4 millones de votos en la competencia "100 Years. 100 Places". 

Sección recuadro 1Sección recuadro 2Sección recuadro 3Sección recuadro 4Sección recuadro 5Sección recuadro 6Sección recuadro 7
Volver arriba Desplázate al comienzo de la página